PhotoRoom_20200918_105814 a. m..png

Aceite Esencial de MANDARINA

Mandarina.png

El aceite esencial de mandarina posee propiedades antisépticas, antiespasmódicas, depurativas, calmantes, digestivas y tónicas.

¿Cuáles son sus beneficios?

Es antiséptico: el aceite esencial de mandarina puede ayudar a luchar contra infecciones virales y bacterianas que afectan a la peil. Es utilizado para curar heridas, y evitar contagios por gérmenes. Se puede aplicar tanto de manera externa sobre la zona afectada, como por vía oral.

 

Favorece la circulación: en los tratamientos de aromaterapia se utiliza mayoritariamente para favorecer la circulación de la sangre favoreciendo la salud del corazón, y la oxigenación de la sangre. Así como evitar la aparición de trombos y otras complicaciones asociadas a la mala circulación.

 

Mejora la digestión: este aceite favorece el flujo de los jugos gástricos, mantiene el estómago en buenas condiciones y cura las úlceras, además favorece los procesos digestivos, regula la bilis en el hígado haciendo que funcione correctamente.

 

Posee propiedades sedantes: genera un efecto sedante en el organismo que es natural y resulta inofensivo para el cuerpo. Su consumo es recomendado para relajar los nervios y músculos, así como combatir tensiones, reducir la ansiedad, el estrés, las alergias, la hipersensibilidad, las convulsiones, la depresión y la ira.

 

Es depurativo: el aceite de mandarina actúa como purificador de la sangre, ayuda a eliminar las sustancias tóxicas, como el ácido úrico, contaminantes, sales y agua del cuerpo, a través del sudor, la orina y los excrementos, Mientras que aumenta la capacidad de los glóbulos rojos para retener oxígeno, refrescando y depurando la sangre.

 

Posee propiedades tónicas: favorece le buen metabolismo, la descomposición de alimentos y la absorción de nutrientes, es conocido por tonificar todas las funciones del organismo, promover la secreción de enzimas y hormonas, y mantener a la persona alerta y activa, tonificado el sistema nervioso y fortaleciendo el sistema inmunológico.

Limpieza: Para utilizar las propiedades de limpieza y purificación del aceite de mandarina, considera su uso en productos de limpieza caseros. Si agregas unas pocas gotas de aceite esencial de mandarina a tu rociador de uso múltiple hecho en casa, las superficies y las encimeras quedarán frescas y limpias. Un aerosol limpiador de aceites esenciales de no solo te ayudará a eliminar la suciedad de las superficies alrededor de tu hogar, sino que también dejará un olor encantador. También puedes usarlo añadiendo de 3 a 5 gotas a tu gel antibacterial, y disfruta de su fragancia, mientras te cuidas de la pandemia.

PhotoRoom_20200921_122935 p. m..png